jueves, 5 de enero de 2017

Francisco Javier Sáenz de Oiza y las torres (torre) Blancas (gris) por Hugo Kliczkowski


Francisco Javier Sáenz de Oiza y las torres (torre) Blancas (gris)


Hablemos del arq Francisco Javier Sáenz de Oiza 




En la entrada Madrid por la avenida de América, continuación de la A2, autopista que une Madrid con Barcelona, hay un edificio de 21 pisos que posee una especial cualidad,  ya que se lo reconoce como emblemático.
Paradig2015 Torres_Blancas foto conjuntoma de una época, sino de ruptura si de pertenencia a un momento de cambio en la arquitectura española y mundial.
Terminado en 1968 por el arq Francisco Javier Sáenz de Oiza y los ingenieros Leonardo Fernandez Troyano Carlos Fernández Casado y Javier Manterola, autores de la fantástica estructura de grandes losas en voladizo que permitieron la centralización de cargas y la ausencia de pilares tradicionales, y la materialización de la idea de2015 torres blancas terrazas en voladizo su proyectista.

Un aporte importantísimo fue el que dio el promotor, cliente y mecenas Don Juan Huarte, que apoyo a la vanguardia española con su empresa Huarte.Más de 4 décadas mas tarde sus pisos se ofrecen en alquiler de la siguiente manera:


Aviso en el periódico de la época: Preciosa habitacion en piso 250m2 torres blancas
c/ Corazon de Maria Número 2, Prosperidad, Madrid Capital

Se alquila habitación a partir del 1 de Febrero en precioso piso exterior con terraza muy luminosa,
Amb2015 torres blancas salon principaliente genial, piso de 250 m2 en excelentes condiciones. Habitación grande con armario empotrado doble con o sin muebles. Piscina en la azotea. Calefacción central e increíbles vistas. Conserje 24 horas. Metro Cartagena en la puerta y Avenida de América a 2 minutos.
Algo ocurre con un edifico de casi 50 años, cuando sus propietarios lo califican de GENIAL y PRECIOSO.
¿Y que es lo que profesionales y particulares ven en él?
¿La pista nos la da el mismo arquitecto Francisco Saenz de Oiza en su libro Escritos y conversaciones?
«Cuando hice Torres Blancas tuve un único objetivo: molestar a la gente, agredir al paisaje, de tal manera que la gente levantara la cabeza y dijera: ¡Caramba!, pero ¿tanto bien o tanto daño se pueden hacer con la arquitectura?… ¡Sí, señor! ¡Estamos cansados de hacer paisajes grises, ambientes no molestos en los cuales a lo mejor no es penoso vivir pero tampoco es gratificante!»
Desde la estructura (que no se sujeta en pilares sino en rotundos muros portantes que se clavan en el suelo como raíces) hasta los detalles (maravillosos los rodapiés, los pomos, los radiadores) el arquitecto no tuvo miedo a probar.2015 torres blancas piscina ultimo piso
Del restaurante (hoy oficinas) se podían bajar las viandas a cada piso a través de un porta platos equipado con un interfono.
Quiso construir un edificio de viviendas de gran altura (tiene 71 metros) , que creciera orgánicamente como un árbol,que  escaleras, ascensores e instalaciones, lo  recorrieran en forma vertical,  como si fueran los vasos leñosos del árbol y con las terrazas curvas agrupadas como si fuesen las hojas de las ramas.
Torres Blancas eran en realidad 2 torres, que dicen , como rumor  quizás de mármol blanco, de las que se hizo solo 1 y esta Torre Blanca, es en realidad gris.
Oiza nos decía también… “un árbol que parte desde el suelo” (No sabes si alguien sube o baja).
Tan importante es la parte superior como la inferior.
Su hijo Javier Saez de Oiza, ha explicado hace ya tiempo, que el motivo de la no construcción de la segunda  torre no fue económico sino de licencia, pues las autoridades no veían prudente apoyar este tipo de arquitectura, así como que nunca iban a ser de mármol blanco sino de hormigón gris visto.
Blanco fue el nombre que se le dio en homenaje a las pinturas y al purismo de Le Corbusier. 2015 torres blancas porteria
A  Oiza le hacía ilusión pensar que las hormigas llegasen a la espectacular piscina redondeada de la azotea. Al principio de cada clase en la facultad (“fue un gran maestro, muy generoso, que contaba todo lo que sabía”, explica el hijo) repetía como una letanía la definición de casa de Camilo José Cela (vecino del inmueble): “Fruto del amor del hombre con la Tierra nace la casa, esa tierra ordenada en la que el hombre se guarece cuando la tierra tiembla -cuando pintan bastos- para seguir amándola”.
En los sesenta, muchos vecinos eran pilotos (por la cercanía a Barajas), hoy abundan los arquitectos. Y los artistas. Jim Jarmusch, enamorado de sus formas, introdujo al edificio en su último filme, y cuentan que John Malkovich tiene un piso en Torres Blancas. El hijo del arquitecto, ni lo niega ni lo confirma, pero una vez se lo encontró en el ascensor.
Es interesante la vida del arq Francisco Javier Sáenz de Oiza (Cáseda, Navarra, 12 de octubre de 1918 – Madrid, 18 de julio de 2000). Fue un alumno especial, recibiendo el “Premio Aníbal Alvárez” al mejor expediente académico y ese mismo año gana el premio nacional de Arquitectura. Recién acabados sus estudios, en 1947 viaja a los Estados Unidos para ampliar sus conocimientos gracias a la beca “Conde de Cartagena”, concedida por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.
Regresa a España com2015 torres blancas detalle de escalera intyerioro profesor del Departamento de Instalaciones de la Escuela de Arquitectura de Madrid. En 1968 logra la Cátedra de Proyectos y de 1981 a 1983 es director de la Escuela.  Nota 1                                                                                                              
Podemos mencionar como un hecho no menor que por su estudio paso entre otros Rafael Moneo (desde 1956-1961) así como los arquitectos  Francisco Alonso, Carlos Ferranz y Juan Daniel Fullaondo. Sáenz de Oiza, que vivió el resto de su vida en el edificio, ganó por él el premio de la Excelencia Europea en 1974.
Sáez de Oiza definía a la arquitectura como:
– Una actividad artística impulsada por la potencia del creador capaz de despertar emociones.
–  Un juego lúdico en lo que tiene de aventurado el enfrentarse al enigma.
–  y que era aventurarse en lo desconocido, un camino o proceso no recorrido con una actitud ilusionada y fuerte.
– asegurando que sin libertad no hay obra de arte.
De el nos hablan sus obras y sus premios como reconocimiento a una vida dedicada a su pasión,  la arquitectura (nota 2)
Otras obras y  proyectos
– Edificio de viviendas en la calle Fernando el Católico, Madrid, 1949.
– Santuario de Nuestra Señora de Arantzazu (1950-1954), situado en Oñate (Guipúzcoa), edificio religioso, de hormigón, piedra y acero.
– Propuesta de Capilla en el Camino de Santiago, 1954
– Poblado de Entrevías, Madrid, 1956
– Poblado de absorción Fuencarral-A, Madrid, 1955
– Casa Lucas Prieto, Talavera de la Reina (Toledo), 1960
– Cien apartamentos en Ciudad Alcudia, Palma de Mallorca, 1963
– La “casa Arturo Echevarría”, Madrid, 1971
– Torre del Banco de Bilbao BBVA, edificio de 107 m de altura con fachada de acero y cristal, ubicado en el complejo financiero y comercial AZCA de Madrid, (1971-1978).
– La “villa Fabriciano”, 1987
– Viviendas en la M-30, Madrid, 1986-1989
– Los pabellones del IFEMA (Recinto Ferial Juan Carlos I), Madrid, 1987
– Villa Fabriciano (1987)
– Campus de la Universidad Pública de Navarra situado en la capital de su tierra natal, Pamplona. No esta desarrollado en su totalidad estando pendiente la construcción del Paraninfo. (1987).
– Universidad de Granada (1988)
– Alternativa Concurso estadio de Anoeta, San Sebastián, 1989
– Universidad Pública de Navarra, Pamplona, 1989-1993
– Concurso de Ideas del Palacio de Congresos, Marbella, 1990
– Oficinas de la Hermandad de Arquitectos de Madrid (1990)
– Escuela de Administración Pública de Mérida (1990)
– Ordenación de la Plaza de San Francisco, Palma de Mallorca, 1991
– Pabellón Polideportivo Cubierto, Plasencia, 1991
– Palacio de Festivales de Cantabria, Santander, 1991.
– Segunda solución para el Palacio de Congresos, Marbella, 1992
– Concurso Palacio de la Música y Congresos, Bilbao, 1992
– Torre-Triana, sede administrativa de varias consejerías en la isla

Nota 1
Recojo esta encantadora nota de un alumno de Francisco Javier Sáenz de Oíza, el actual Doctor Arq. José Ramón Hernández Correa. (Diciembre 2014)  
El Texto completo lo pueden leer en arquitectamoslocos.blogspot.com.es

-  “Francisco Javier Sáenz de Oíza era un genio. Sí, un genio. En todas las acepciones de la palabra, incluso en la de “tener mucho genio”. Siempre decía cosas ingeniosas, creativas, estimulantes. Era imposible saber qué fértiles asociaciones de ideas iba a hacer, y eso hacía su discurso apasionante.”

-   “A Oíza le gustaba dar cursos sobre “vocabulario arquitectónico” o, mejor dicho, sobre “conceptos básicos sobre los elementos arquitectónicos”. Reflexionar sobre qué era un muro, una cubierta, un hueco, una columna, etc. Lo hacía con un ánimo constructivista, concreto y práctico, como para explicar las bases, pero lo bañaba todo de poesía, de espacio, de creación, de filosofía de la habitación humana.
Oíza adolecía de falta de orden y rigor expositivo….Pero eso no tenía la menor importancia, porque a cada frase te sugería mil ideas y te abría mil caminos, y cada historia que se salía del temario previsto te sumergía en la aventura. Siempre era mucho mejor el destino encontrado que el previsto.”

-  “Una vez, en uno de estos cursos, le propuso a su profesor ayudante Francisco Alonso (el magnífico Pacoalonso) que diera una lección sobre “la puerta”.
Paco Alonso se preparó el tema con la dedicación y perseverancia acostumbradas en él, y dio una charla exhaustiva y magistral sobre la puerta: Tipos de puerta (correderas, abatibles, basculantes, pivotantes…); materiales (madera, vidrio, acero, aluminio, piedra…), sistemas, cierres, estilos, etc, etc,……Al terminar, todo el mundo esperaba la felicitación del maestro y, acaso, un par de frases para poner la guinda. Pero no fue así. Oíza se levantó y le dijo a Paco Alonso que se había equivocado completamente. Que la puerta no es la membrana que cierra el hueco, sino el hueco. La puerta es la apertura. La hoja anula la puerta, quiere que el hueco vuelva a ser muro, que deje de ser puerta. La hoja abatible, pivotante, basculante, etc, lucha contra la puerta. La puerta es puerta cuando está abierta. Todo lo demás es no-puerta.”

Nota 2
De sus “escritos y conversaciones” (29-07-2014)
“Un arquitecto cuando tiene verdadera fuerza interior ha de decir con García Lorca, romperé todos los partenones por la noche y los levantaré por la mañana”.

“Yo soy de esa opinión. Claro que me dicen: “pero si tiene que vivir de los encargos, con esta manera de pensar tendrá pocos”; y he tenido pocos encargos y no soy bueno, con esto quiero decirle que si yo hubiera sido bueno todavía hubiera tenido menos encargos. En algún momento la sociedad humana tendría que tomar conciencia de que, efectivamente, la masa es la masa y la minoría es la minoría. Punto. Yo no acudo a la masa para operarme del corazón, sino a una minoría que sabe del corazón"

Hugo Kliczkowski Juritz