jueves, 29 de diciembre de 2016

Historia del High Line de New York. Impresiones de un relator por HaKj




Historia del High Line de New York. Impresiones de un relator


Historia del High Line de N Y, impresiones de un relator
por Hugo A.Kliczkowski Juritz
En mayo del 2015, el arq. Iván R.S. nos invitó a varios arquitectos entre ellos a Edgardo M. a Margartita D. y a mí a hacer un paseo por Nueva York de toda la tarde. Maravilloso por cierto.
Nos encontramos en el sur de Manhattan en el  Battery Park. En un quiosco de helados diseñados por el estudio UNSTUDIO (nota 1) del arquitecto holandés Ben van Berkel (1957), que diseño también los bancos, cuyos respaldos suben y bajan formando unas veces si y otras no una ola.HL quiosco de Ben van Berkel
Lo que quiero comentar de ese paseo de varias horas, fue cuando llegamos a la nueva sede del Whitney Museum (nota 2) diseñado por Renzo Piano (1937) y donde comienza un paso elevado, un paseo peatonal por donde antiguamente circulaban los trenes.
Cansados tras varias horas de caminar, no pude apreciarlo, como merecía.
En marzo de 2016, pude regresar y fui varias veces a dicho paseo, bautizado como High Line, donde escuche el concepto práctico de utilizar la agri-tectura o la arqui-cultura.
Un diseño delicado y lleno de sentido común, cosa no fácil de encontrar en medio de tantas formas y confusiones que nos rodean.
“La Arquitectura no está basada en el hormigón y el acero y los
 elementos de la tierra. Está basada en el asombro”.
Daniel Libeskind

De que se trata

En apenas 2,33 km, se desarrolla una experiencia peatonal de enorme interés urbano. Una rehabilitación de un espacio inspirado en el concepto –que mencione antes-  de agri-tectura(una tendencia que fusiona aspectos de la agricultura y la arquitectura).Se construyo entre los años 2004 y 2014.
Frente a la posibilidad de la demolición de este paso elevado, hace 13 años los vecinos Joshua David y Robert Hammond crearon la Asociación amigos de la High Line para darle visos de realidad a la recuperación de esta antigua vía elevada de trenes.
Esta Asociación hace un llamado a un concurso internacional de ideas.
Y lanzan el desafío a proponer ideas audaces, creando visiones inesperadas, singulares, innovadoras.
La respuesta fue enorme, recibieron propuestas de 720 arquitectos, diseñadores, paisajistas, y artistas de 36 países. Luego de una ardua selección que duro 18 meses, a mediados de Octubre del 2004, solo quedaron 4 finalistas.
El Comité directivo compuesto por representantes de la ciudad de Nueva York y Amigos de la High Line otorgaron el 1er. Premio, la realización del proyecto final y las obras al equipo integrado por:
Arquitectos, James Corner Field Operations, Diller Scofidio + Renfro (nota 3)
Paisajista James Corner, Piet Oudolf
Ingeniero estructural Robert Silman Associates
El resultado es un parque a 9 metros de altura y una extensión de 2.330 metros. (nota 4)
“Dios está en los detalles.”
Ludwig Mies Van der Rohe

Esta historia

El paso sobre nivel tenía por objetivo eliminar el peligro real que representaba en 1930 el transporte de mercancías por las calles de Manhattan, tanto por los atascos como por los accidentes en medio de las caóticas calles llenas de carruajes, tranvías y peatones. Por esta línea del ferrocarril (construido entre 1929 y 1934) se repartía leche, carne, materias primas y productos manufacturados en los muelles de carga que poseían los almacenes y fábricas en sus niveles superiores.
HL foto antigua de la zona
El último tren que circuló en High Line lo hizo en 1980 (como dato anecdótico decir que llevaba un cargamento de pavos congelados). La mayor parte del viaducto fue destruido en 1960.
Las vías llegaban hasta una estación que ya no existe en Tribeca, (Es la contracción de las palabras en inglés “Triangle Below Canal street”, un barrio en el Lower Manhattan).
Las vías sufrieron entonces el deterioro habitual en la ciudad durante todos esos años, pero el lugar siempre tuvo sus enamorados.
La High Line sale en la primera escena de ‘Manhattan’, justo cuando Woody Allen dice: “Capítulo uno. Él adoraba Nueva York”. -1979- (nota 5).
HL foto antigua de la zona 2
Los iniciadores del proyecto no lo tenían nada fácil ni el colaborador de revistas David ni el empresario de gafas de sol Hamond, pero contaron con el apoyo de Michael Bloomberg que fue alcalde de Nueva York en el 2001.
Debían evitar el derribo de la parte que aun estaba en pie, eludir todas las presiones de los intereses comerciales y especulativos y recuperarla como espacio público, para uso y disfrute de la comunidad. Tuvieron que convencer a vecinos, arquitectos, personalidades, gente común y defenderlo con un estudio de viabilidad que no dejara dudas sobre las posibilidades de la remodelación y que además aclarara aspectos de la financiación y los beneficios que podría reportar.
HL foto del HLine antes de la intervención
Interviene otro personaje Peter Obletz, ex manager de bailarines, consultor de transportes y apasionado de los trenes que compro por 10 dólares toda la estructura (la empresa de ferrocarril al venderlo por ese precio irrisorio se ahorraba el enorme coste de su destrucción). Peter en 1978 vivía debajo del último tramo en la calle 30 y la 11 avenida, él sabia, cuando se subía a los antiguos vagones que restauraba, y de allí al paso elevado de ese rincón del Hudson en la zona del Meat Packing District a 10 metros del suelo de Manhattan, la enorme e inimaginable tranquilidad que allí existía.HL foto del HLine antes de la intervencion 2
Hablamos de un paso abandonado de ferrocarril ubicado en el oeste de la ciudad, que recorre la distancia desde las calles Gansevoort en el West Village (donde actualmente se encuentra el ya mencionado Whitney museum hasta la calle 34 entre las avenidas 10 y 11).
“Uno debe rodearse de objetos de emoción poética”
Roberto Burle Marx

¿Como se consigue esta calidad espacial?

Han conservado la estructura metálica y los railes, creando una plataforma verde donde han diseñado caminos, zonas de descanso, restauración, exposición y quizás más adelante pequeños comercios.
hl corte del proyecto
La obra se basa en recrear los antiguos enlaces y líneas férreas, con grandes jardines florales y pequeñas pausas más acotadas. Sobre la estructura metálica del soporte diseñaron una plataforma verde donde se abren caminos con entablonados de material y madera.
Este antiguo ferrocarril elevado atrae más visitantes que la estatua de la Libertad, lo que ya es decir algo, el año pasado fueron 5 millones de visitantes. 
“La originalidad consiste en el retorno al origen; así pues, original es
aquello que vuelve a la simplicidad de las primeras soluciones”
 Antonio Gaudí

Que hay, que habrá alrededor del paseo además de 6 premios Pritzker de arquitectura?

1.-Zaha Hadid, Premio Pritzker de Arquitectura 2004. (1950-2016) – mientras escribía esta nota fallecía Zaha Hadid en forma inesperada-  tiene muy avanzado su edificio. 520 West 28th que se inaugurara el año próximo.
hl zaha hadid 520 west 28 th street

Ha construido una instalación denominada “ALLONGE”, entre nosotros una protección peatonal por la posible caída de materiales de construcción sobre el paseo. Ni más ni tampoco menos.
2.- Bjarke Ingels, (1974)
hl BIG 76 y 11 avenue
El grupo BIG diseño 2 torres sobre un único podio comercial y hotelero, cuya inauguración se prevé en el 2018. Se llamara 76 11th avenue.
3.- OMA, Arq Rem Koolhaas. Premio Pritzker de Arquitectura 2000(1944) también diseñará su primer gran proyecto en el High Line de Nueva York
4.- Frank Ghery, Premio Pritzker de Arquitectura 1989.  (1929)
En el 2007 construye un edifihl frank ghery 2cio de oficinas para el IAC Building ( Inter Active Corporation) en el 555 W de la calle 18th.


hl frank Ghery
5.- Jean Nouvell, Premio Pritzker de Arquitectura 2008.  (1945) 100 11th Avenue
6.- Shigeru Ban (1957) Premio Pritzker de Arquitectura 2014. + Dean Maltz Architects, Shutter House  524 W 19th St
7.- Neil M. Denari Architects, (1957) edificio High Line 23. Ya construido.
hl Neil Denari
8.- Tadao Ando, (1941) . Premio Pritzker de Arquitectura 1995. Restaurante japonés “Morimoto” en la 88 10th Ave.
9.- Mateo Thun, (1952) tienda de ropa
10.- Matthew Baird Architects, Greenwich Street TownhouseHL Greenwich Street Townhouse arq Matthew Baird
Hay además obras de: Handel Architects, Richard Gluckman, SHoP, Selldorf Architects, Future Systems 
“Hay que recrear y renovar la nostalgia, volviéndola contemporánea, porque
una vez que la arquitectura ha cumplido con las necesidades utilitarias
y de funcionamiento, tienen todavía delante de sí otros logros
que alcanzar: la belleza y el atractivo de sus soluciones
si quiere seguirse contando entre las bellas artes.”
Luis Barragán 

Logica aplastante

En el blog “La Urbana arquitectura” (nota 6) de los arquitectos Beatriz Sierra Sobrino, Luis Jarque López, Begoña Martinez Velez y el ingeniero Daniel Salvador Ramos, recuperan algunas consignas -que comparto-y que por su forma de enunciación son fácil de asimilar y de transmitir- :
HL foto del paseo
-La conservación y recuperación del patrimonio.
-El patrimonio que se destruye es irrecuperable.
-La iniciativa popular. Es posible otra forma de hacer ciudad.
-El diseño, la estrategia para la recuperación de este espacio. Sin alardes, simplemente poniendo en valor esa naturaleza que creció espontáneamente durante los años que estuvo abandonado.
-Economía de medios, economía en su mantenimiento.
“La satisfacción de un arquitecto es que sus edificios
sean absorbidos por la gente.”
Rafael Moneo

Inauguración por partes:

HL foto del pseo con plantas
1era sección:
Se inauguro el 9 de Junio de 2009- el tramo que transcurre desde la calle Gansevoort hasta la calle 20-.
2nda sección:
Fue inaugurada en el 2011 – llega de la calle 20 a la calle 30-,
3era. Y última sección:
Se abrió al público el 21 de setiembre de 2014, recorre desde la calle 31 hasta la calle 34, pasando sobre las locomotoras en reposo de la estación de Pensilvania. (nota 7)
En el año 2015 se abrió un corto empalme que une la 10ª avenida con la calle 30.
Posee actualmente 9 accesos (4 de ellos con ascensor)

El lugar ideal para gastar el tiempo

Es interesante como una pieza de infraestructura urbana se reconvierte en un instrumento post-industrial para disfrute, el ocio, la vida, permitiendo al mismo tiempo el crecimiento de la ciudad.
El peatón toma protagonismo, junto a sus compañeros más deseables como son el cultivo, la naturaleza,  la relación íntima y la actividad social, así como el paseo, la distracción, el descanso, el solaz y la recuperación de una particular vista de la ciudad.
Una de las distracciones que nos propone, es un pequeño teatro, con butacas lineales de madera escalonadas que finaliza en un gran ventanal, para poder ver “la circulación de los autos dentro de la  ciudad”, cosa lógica si se piensa que ya no se esta en la calle, pero se la puede visualizar.
Es una vista de la ciudad estando dentro de ella. A mí (y a varios centenares de miles) nos ha encantado, y nos quedamos mucho tiempo, sentados, observando.
He escuchado hace poco en una radio en España, un español que decía que extrañaba los cafés de Buenos Aires, donde la gente va a discutir sobre un tema, una película, una obra de teatro, leer un libro, trabajar con el ordenador, o simplemente gastar el tiempo, y que en los cafés modernos en España tenía la sensación que si se quedaba mucho tiempo lo invitarían a irse, ya no era el lugar de gastar el tiempo, sino el lugar de hacer algo y rapidito.
En ese sentido, el High Line es el lugar ideal para “gastar el tiempo”.
Un lugar deseable en el enmarañado escenario urbano de nueva York.
A la perceptible velocidad intrínseca del Hudson River Park, le acompaña una experiencia lineal, escenificada por la lentitud, la distracción, que lo define como a un extraño que al mismo tiempo pertenece a la ciudad. Es un exraño que se comporta como alguien cercano.
Su dinámica, no es una foto fija, es flexible, es cambiante, diferente en cada momento del día, donde se manifiestan aquellos deseos posibles y al mismo tiempo inconclusos. Son la permanente inestabilidad de un escenario mágico. Donde se podría estar solo, en compañía, si eso es lo que se desea.
A diferencia de tantas obras de arquitectura que solo consiguen distinguirse por su presencia, con pretensiones de originalidad, y de grandiosidad, en ese caso lo logra por el recuerdo de lo vivido y con más fuerza por la convivencia con el presente. Una gran lección, sin duda.
“La arquitectura no existe. Existe una obra de arquitectura. ”
Louis Kahn

Como se hizo?

La recuperación tuvo diferentes fases, primero se limpiaron y retiraron algunos elementos de las antiguas estructuras, se saneo, reforzó y modernizo el paseo.
HL mobiliario asiento
Algunas piezas, como las vías, fueron restauradas y mas tarde volvieron al paseo, para formar “parterres”, es decir jardines formales, a nivel de la superficie. Muchas plantas han crecido libres durante décadas por las semillas que han dejado los pájaros o el viento.
El proceso debía permitir transformar el paseo del High Line en un parque público, se crearon unas planchas lisas y cónicas de cemento, ubicadas encima del Hormigón impermeabilizado, con el suficiente espacio para el paso de conductos eléctricos y de drenaje.
Se construyeron escaleras, ascensores y rampas para sillas de ruedas.
“La vida siempre me pareció más importante que la arquitectura.”
Oscar Niemeyer

Una sugerencia, visitar a Julián Schnabel

Es posible derivar unas calles hasta la 360 West de la calle 11 –entre Washington y West street, en el West Village.
Allí esta la vivienda, estudio y algunos pisos de alquiler del artista Julián Schnabel, que construyo el “palacio Chupi”, en un estilo napolitano, ecléctico, manierista, desarmónico, curioso, fastuoso-artesanal y presuntuoso. (nota 8)
El barrio es una parte del Greenwich Village, con calles empedradas, árboles y paseantes desaliñados a la moda, y turistas y/o “flanèur” (como uno).
“Arte y naturaleza… Se trata, en primer lugar de tachar la naturaleza, de desnaturalizarla, para dominarla mejor y convertirnos, por
medio del proceso artístico y del progreso científico,
en dueños y posesores de la naturaleza”
(Paul Valéry).

Que se puede hacer?

La asociación amigos del The High Line organizan numerosas actividades culturales y deportivas durante todo el año. Gran parte de ellos se pueden consultar en la agenda de actos en su Web www.thehighline.org
Su atractivo mas importante es el disfrute del paseo al aire libre, el paisaje recuperado, y un entorno verde que creció a lo largo del tiempo entre las vías en desuso a la que se agregaron otras plantaciones mientras el río Hudson en un lateral y los rascacielos en el otro lo acompañan. Su diseño permite proponer y concretar distintas y variadas atracciones (nota 9)
El mobiliario incluye bancos estratégicamente ubicados para poder observar el paisaje, descansar o tomar el sol en cómodas reposeras.
Usos potenciales y posibles de este espacio
– actividades deportivas
– actividades extraescolares
– Carpa para actividades infantiles
– juegos de niños
– módulos para pequeñas empresas (microempresas)
– espacios para co-working
– talleres educativos
– talleres culturales
– eventos comunitarios
– mercadillos y ferias temporales
– puntos de encuentro. Banco o intercambio de tiempos
– conciertos al aire libre o cubiertos bajo carpas
– cine y actividades lúdicas al aire libre
– huertos urbanos, talleres de agricultura
– espacio público y plaza
– actividades culturales y de ocio para la tercera edad
“Trabajé por lo que más necesitan los hombres hoy:
el silencio y la paz.”
Le Corbusier

Galerias de Arte Contemporáneo, salas de exposiciones, talleres en el denominado Art Gallery District

Alrededor (bajo y sobre el High Line) hay muchas salas y exposiciones.
En la calle 18
En la calle 19
Calle 20 
Elizabeth Dee
.
Calle 22.
Morgan Lehman
 ; Julie Saul ;  Zach Feuer.
Calle 25
Calle 26 
Greene Naftali
 ;  Lehmann Maupin
Sean Kelly
, 475 Tenth Ave.
 
“Con el tiempo, caerás en la cuenta de que no sólo estás tú cuidando del
 huerto, sino que el huerto está también cuidando de ti”
Ted O’Neal 

Premios obtenidos por el High line

2001 Annual Village Award
2003 William H. Whyte Award
2009 Engineering Excellence Award
Best New Public Space of 2009
2010 Doris C. Freedman Award
2010 AIA New York Honour Award for Urban Design
Winner of the 2010 Life-Enhancer of the Year
2010 Green Roof Leadership Award
2010 Jane Jacobs Medal Award
2010 ASLA Professional Award
2010 NY Council Design Medallion of Honor Award
2012 Urban Open Space Award
2013 Vincent Scully Prize Awards 
“Disfrutar de la simple contemplación de un bello paisaje, sentir el viento en
el rostro, el olor de la tierra mojada, de las plantas en floración,
los colores de las estaciones, los sonidos naturales”
Fernando Ballesteros y José Luis Benito 

Cuando ir y de que manera llegar

El acceso es gratuito.
Verano: de 7:00 a 23:00 horas
Invierno: de 7:00 a 21:00 horas
Metro: Líneas A, C, E (Azul) o L (Gris) hasta la calle 14 y la 8 avenida
Buses: Líneas M11, M14 hasta la 9ª Avenida y líneas M23, M34 hasta la 10ª Avenida
El espacio arquitectónico solo cobra vida en correspondencia con la
presencia humana que lo percibe. TADAO ANDO

las Vías Verdes o parques urbanos son en muchos casos antiguos recorridos de tren recuperados para uso turístico y deportivo

Recuerdo haber visto este tipo de paseos o pasillos peatonales en antiguas redes de ferrocarril, hace más de 18 años en Paris, cerca de donde vivía mi hija María Sol en la avenida Daumesnil, aquí están:
Paris, Viaducto de las Artes
Creada en 1988 por Philippe Mathieux y Jacques Vergely en el emplazamiento de la antigua línea de ferrocarril que unía desde 1859 la plaza de la Bastille a Varenne-Saint-Maur, la “promenade plantée”, combina espacios de vegetación salvaje, que habían invadido en otra época los accesos de la línea de ferrocarril, con el paisajismo más moderno. Empieza detrás de la Opera Bastille y domina la avenida Daumesnil hasta el jardín de Reuilly.
Un recorrido fuera de lo común de 4,5 km, adornado con una diversidad de tilos, avellanos, plantas trepadoras, rosales etc.
Y otras, como
Baana, el ‘Low Line’ de Helsinki.
Un espacio público que se construyo en una antigua línea de trenes
El ferrocarril que desde 1894 conectaba el Puerto Oeste con el centro de Helsinki, se volvió innecesario cuando el puerto se trasladó en 2008 al barrio Vuosaari, en el lado este. Sin embargo, esta pérdida se convirtió en una gran oportunidad para que las autoridades buscaran un nuevo uso para la línea del tren.
Fue así como las vías subterráneas del tren se transformaron y en 2012 se inauguró Baana, un gran parque que tiene una ciclo vía de 1,3 kilómetros de largo, paseos peatonales,  canchas deportivas y escaleras adaptadas para ciclistas.
Por tratarse de un parque que está más abajo del nivel de las calles -pero descubierto- se hizo conocido como Low Line, en contraste con el High Line de Nueva York.
Este año, el proyecto fue reconocido con una mención especial por el Premio Europeo del Espacio Público Urbano.
Paris Plantée Promenade,
Un parque de 4,7 kilómetros de extensión que hace 20 años logró recuperar un antiguo viaducto.
Paris, Petite Ceinture,
También conocido como Little Belt Railway, con 162  años de antigüedad, en 1934 dejo de transportar pasajeros y en 1980 carga. Un grupo de ciudadanos creo la Asociación para la Preservación del “Petite Ceinture” y ya tienen 4 propuestas de recuperación. Una de ellas es construir un nuevo parque urbano que cubra todas las vías actualmente inutilizadas, la que cuenta con mayor apoyo de la ciudadanía, o destinar la mitad del ancho para un parque y la otra mitad para trenes. Hasta ahora, las autoridades no han definido cuál impulsarán, pero sí tienen en cuenta que requerirá inversiones importantes.
Lo más importante para mí es entender, fomentar y sobre todo modernizar la             cultura de la ciudad, que seamos capaces de entenderla en lo que tiene de                                                                                                                                                                                                                                                                                 interés.                                                                                        Manuel de Solà-Morales

Videos

libros encontrados en la web de los amigos del High Line

Notas

(2) El museo Whitney fue fundado y dirigido en 1918 por la escultora Gertrude Vanderblit Whitney, tarea que a su muerte continuaron su hija Flora y su nieta. El primer edificio se ubico en la calle 75 del Upper East side de Manhattan, diseñado por Marcel Breuer y Hamilton P. Smith (creo que fue vendido a la MET).  En el 2014 se mudo al 99 de Gansevoort Street (tiene 18.000 obras) el edificio de 4.600 m2 fue diseñado por el estudio de Renzo Piano, que instalo su oficina de N York a escasos 100 metros del museo.
(5) Woody Allen, Manhattan https://www.youtube.com/watch?v=s1T0lqdxbZU
(8) Palacio Chupi de Julián Schnabel https://www.youtube.com/watch?v=Ak3Yked1hZk
(9) hay espacios culturales donde se realizan espectáculos temporales. En el verano del 2010 destacó una instalación del artista Stephen Vitiello compuesta por campanas cuyo tañido se escuchó a través muchas calles de New York. Durante la construcción de la segunda fase se instalaron dos obras de arte entre las calles 20th y 30th: “Bodegón con Paisaje” de Sarah Sze entre las calles 20-21 realizada en acero y madera y “Empatía Digital” de Julianne Swartz, obra que utiliza mensajes de audio en los baños, ascensores y fuentes de agua. Asi como la exposición de la suiza Carol Bove o las enormes esculturas del argentino Adrián Villar rojas.