sábado, 2 de junio de 2018

Libros editorial - 2 - H Kliczkowski Wright/O´Keeffe . "Duetos"

2

Libros editorial H Kliczkowski Wright/O´Keeffe . "Duetos"

Hace unos años creamos la colección que llamamos "duetos".

Un arquitect@ y un artista, que tuvieran que ver en sus formas, en sus conceptos.
Una forma (más) de enfatizar la hermandad, la danza de las artes.
Tuvimos muchos lectores, hicimos varios títulos como Gaudi/Dali; Sert/Miro; Wagner/Klimt, etc.
Se hicieron coediciones en otros idiomas.
Esto que transcribo está en el libro Wright/O´keeffe
Los textos son de Llorenç Bonet y María Sol Kliczkowski
Editorial H Kliczkowski
ISBN 84-96241-14-9




Paisaje

Romántico y pintoresco







Los paisajes de Georgia O´Keffe presentan la naturaleza virgen sin presencia humana alguna.


Los jardines que rodean las casas de Wright, … siguen la tradición de los jardines del romanticismo inglés, así como O´keeffe sigue la estela romántica de la pintura paisajística como Kaspar David Fiedrich (1774-1840). 

    



En la casa de la Cascada, en las casas de la pradera e incluso en sus proyectos urbanísticos, Frank Lloyd Wright…mezclaba espacios abiertos con elementos vegetales y espacios interiores. En sus dibujos siempre hay frondosos árboles y jardines trazados con tanto esmero y dedicación como lo arquitectónico propiamente dicho. Este respeto proviene  de su amor por los bosques de Wisconsin, el respeto por el ecosistema, y del mundo japonés. La naturaleza forma pare de la arquitectura, se puede (pensaba Wright poner un árbol centenario en el desierto, igual que  como se construye un edificio de la nada.
En la corriente pintoresca, no se hacían copias directas del natural de un paisaje, sino que se consideraba más bello que el pintor crease un paisaje idílico o dibujase un entorno conocido con grandes árboles o cascadas que no existían…trasladado a la arquitectura se empezaron a diseñar jardines que parecieran naturales, pero que estaba calculado como si fuera un cuadro.

Como ejemplo el arquitecto Karl Friedrich Schinkel (1781-1841) que, como arquitecto del rey y de gran parte de la nobleza prusiana, diseño casas con grandes jardines en Potsdam. Diseñaba jardines perfectamente distribuidos y se plantaban árboles en lugares claves, para que en el futuro, marcaran el acceso principal de la casa, o para que estuviese en perfecta línea recta entre el torreón del palacio y la lejana aguja de una iglesia.
La pasión de Wright de trabajar con elementos naturales se acentuará cada vez más, contrariamente a las esperanzas e ilusiones de los arquitectos de su generación en Europa centrados en las grandes ciudades.




La pasión de O´Keeffe, nace en un país en donde todavía existen espacios donde los hombres no han intervenido en forma directa. No son las grandes vistas, sino la fascinación de los pequeños objetos naturales, como una flor, un árbol o una caracola, deseaba en sus cuadros, fundirse literalmente con ellos, en comunión.

Su sensibilidad se cultivó en los textos teóricos de Kandinsky y de la estética del arte oriental.
En los EEUU que conoció O´Keeffe, los paisajes vírgenes eran una realidad, y viajo en su viejo Ford a conocerlos consiguiendo la sorpresa de la aventura ante tanta belleza.


La emoción con que describe la impresión que su primer viaje al sur le causó hace pensar una vez más en la estética romántica, en la que una tormenta o un paisaje vibrante con los últimos rayos del sol se consideraban ejemplos de experiencias de lo sublime; categoría artística imperante en aquel momento, y que ha pervivido hasta nuestros días.